Humildad



Humildad de la inteligencia

La humildad de la inteligencia consiste en atenerse a la realidad, sin imponerle las propias ideas o esquemas mentales. El ciego de nacimiento curado por Jesús da ejemplo de esta humildad, mientras que los fariseos, que pretenden descalificar el milagro, encarnan la soberbia de la inteligencia.

(Homilía que corresponde al Cuarto Domingo de Cuaresma, ciclo A)

 

 



Medios para crecer en humildad

La humildad favorece nuestra relación con Dios, con los demás y con nosotros mismos. Los siguientes medios nos ayudan a ser humildes: conocer a Dios para ver nuestra pequeñez, conocernos para estar en nuestro sitio, saber escuchar, dar desinteresadamente y ver con indiferencia la adulación y el desprecio.

(Homilía que corresponde al domingo 22 del Tiempo Ordinario, ciclo C)

 

 



Humildad de San Juan Bautista

El ejemplo de humildad de Juan el Bautista, que preparó la venida del Señor, nos ayuda a preparar nosotros la Navidad. Juan es humilde porque se identifica con la misión que Dios le encomienda, se sabe instrumento, se considera nada comparado con Cristo.
(Homilía que corresponde al domingo II de Adviento, ciclo C)

Duración: 9' 36". Es posible que la duración no se muestre de manera correcta
en todos los navegadores (principalmente en los móviles).