Confesión



Confesión

A los que les perdonen los pecados, les quedarán perdonados. Jesucristo instituye el sacramento de la confesión por su gran misericordia. Desea perdonar nuestros pecados para que vivamos en gracia y nos ganemos la vida eterna. Es importante ser sinceros y concretos en la confesión, que es fuente de paz y de alegría.

(Homilía que corresponde al Segundo Domingo de Pascua, ciclo A)