Sacrificio



Sacrificio

Jesús pone como condición para acompañarlo el sacrificio, la mortificación. Aunque a veces Dios nos puede pedir grandes sacrificios, ordinariamente espera de nosotros pequeñas mortificaciones en la vida ordinaria, hechas con amor y por amor.

(Homilía que corresponde al Domingo décimo segundo del Tiempo Ordinario ciclo C)