Maternidad divina



Maternidad divina de María

María es Madre de Dios porque es Madre de Jesús según la humanidad -ha sido concebido y ha nacido de Ella-, y como la Persona de Jesús es divina, se dice con toda propiedad que María es Madre de Dios. De esta realidad esencial y maravillosa derivan todos los demás privilegios de la Santísima Virgen. Podemos hacer el propósito de recorrer el año que estamos comenzando, de la mano de María.

(Homilía que corresponde al domingo 1 de enero de 2017, Solemnidad de la Maternidad divina de María, ciclo A)