Misericordia



Misericordia

La parábola del hijo pródigo se puede llamar también del padre misericordioso, quien representa a Dios que ama a sus hijos y los perdona, cuando se han desviado del camino y se han arrepentido. Todos estamos llamados a ser misericordiosos como el Padre.
(Homilía que corresponde al cuarto domingo de Cuaresma, ciclo C)