Oración



Oración perseverante

Dios quiere que insistamos cuando le pedimos algo, que hagamos una oración perseverante, porque esa oración nos transforma, nos hace mejores hijos de Dios, nos hace crecer en humildad y en fe. Hemos de superar las tentaciones contra la oración: la falta de ganas, el cansancio, el desaliento, el activismo, el querer apoyarnos sólo en medios humanos.

(Homilía que corresponde al domingo 29 del Tiempo Ordinario, ciclo C)

 

 



Oración

Jesús nos invita con su ejemplo a hacer oración. Hay tres tipos de oración: vocal, mental y contemplativa. El Padrenuestro es la oración vocal por excelencia; la oración mental es diálogo; y la oración contemplativa es mirar a Dios y saberse mirado por Él.

(Homilía que corresponde al segundo domingo de Cuaresma, ciclo C)