Pecado



Pecado

El pecado es ofensa a Dios. Los pecados mortales causan la perdida de la gracia, mientras que los veniales debilitan la vida espiritual. Jesucristo, en un acto maravilloso de amor por nosotros, instituyó el sacramento de la confesión para perdonar nuestros pecados, que hemos de agradecer y practicar con frecuencia.

(Homilía que corresponde al tercer domingo de Tiempo Ordinario, ciclo B)