Perdón



Perdón

La verdadera solución contra el resentimiento es el perdón, que consiste en cancelar la deuda moral que el ofensor ha contraído con el ofendido. Jesús supera la ley del Talión -ojo por ojo, diente por diente- y nos propone: Amen a sus enemigos; hagan el bien a los que los odian; rueguen por los que los persiguen y calumnian. Es una invitación al perdón, que solamente podremos vivir si nos apoyamos en Dios, ya que las fuerzas personales no son suficientes.

(Homilía que corresponde al séptimo domingo del Tiempo Ordinario, ciclo A)