Nuestra Señora de Fátima



13 de mayo

Fátima y los pecadores

En mayo celebramos a la madre… por antonomasia, que es María. Y, a mitad del mes, se nos hace presente la aparición de Fátima, en la que Ella pide a los niños el rezo del rosario y la penitencia, para salvar almas de la eterna condenación. Que el recuerdo de estas apariciones nos mueva al desagravio, al comprobar el enorme avance del pecado en el mundo..



13 de mayo a 13 de octubre de 1917

En Fátima, Nuestra Señora pidió desagravio

En las apariciones de Fátima, María aparece triste. Y pide a los niños –y a todos– oración y penitencia. Asegura que muchos se condenan porque no hay nadie que rece y se mortifique por ellos. La autoridad eclesiástica aprueba como milagros las imágenes de María que lloran (en Siracusa, Italia, y en Akita, Japón). No la dejemos sola: acompañémosla con oración y penitencia.



Fátima: Esperanza en María

Revelaciones de María en esa localidad portuguesa de Fátima. En la cercanía materna de María encontramos la raíz de nuestra esperanza. Todas las dificultades se superan cuando ponemos la mirada en Dios. María y la Eucaristía son las dos alas que nos llevan al Cielo.