Apostolado





Nuestra señora del apostolado

María lleva siempre a Jesús en su corazón. Lo manifiesta. Esa imagen es el icono de todo apostolado verdadero: sólo teniendo en nuestro interior a Jesús lo podremos comunicar.





Salvar almas: apostolado

Trabajar en la implantación del Reino de Dios es la tarea más alta que puede plantearse un hombre sobre la tierra. Para poder hacerlo es imprescindible llenarse de Cristo.




Dar a Dios a los demás

“Venid, benditos de mi Padre, porque tuve hambre...”. La principal obra de misericordia es el apostolado, pues viene a remediar la carencia más profunda del hombre. La fecundidad apostólica procede de la unión vital con Cristo.