Bautismo de Jesús



Bautismo de Jesús

Contemplamos hoy este misterio, que nos remite a nuestro propio bautismo. El agua, que en la vida natural es condición de vida, lo es también en la vida nueva, divina, que se inaugura cuando fuimos bautizados. No perder la conciencia de nuestra enorme dignidad, evitando el influjo luterano que concibe la redención como algo extrínseco.