Agosto



12 de agosto

Consagración a María

A pocos días de la Asunción, miramos la Estrella más luminosa del firmamento. Y nos alegramos de compartir con María el mismo destino. Necesitamos, sin embargo, vivir en éxtasis, es decir, fuera de nuestro yo. El éxtasis es pertenecer a Otro, como Ella. Consagrar nuestro ser y nuestra vida a María.