Agosto



18 de agosto

Da relieve al Padre celestial

Ocuparme de las cosas de mi Padre, dijo Jesús a María y a José en el Templo de Jerusalén. Ellos guardaron esas palabras, meditándolas. Hagamos lo mismo, comprendiendo que Jesús nos ha hecho conocer al Padre, invitándonos a glorificarlo. ¿Es ahora para mí el Gran Desconocido? Recuperémoslo también a través del Padrenuestro.