Diciembre



9 de diciembre

Silencio del corazón

“Nos es preciso reubicarnos de continuo, pues de continuo perdemos la dirección de nuestro caminar. Buscamos, como los Magos, al Rey de los judíos, a diferencia de Herodes, que perseguía un fin falso. Dirijamos paso a paso nuestro caminar en dirección a la estrella, teniendo como meta la identidad con el Corazón de Jesús.