Enero



16 de enero

Dueño del sábado

El martes de la II semana del tiempo ordinario recoge el pasaje de Marcos 2, 23-28. Los fariseos cuestionan a Jesús: tus discípulos hacen lo que no está permitido en sábado. La frase “El Hijo del hombre es también dueño del sábado” revela la divinidad de Cristo. Es el Dueño, el destinatario, de todo culto, y de todo tiempo, y debe serlo en todo nuestro ámbito interior.