Febrero



16 de febrero

Conoce al Jesús de ayer

Cuando se ama a alguien se desean saber hasta los mínimos detalles de su existencia. Un manantial inagotable para conocer a Jesús se encuentra en los Evangelios. Es nuestro libro esencial para orar, pero hace falta paciencia para que, luego de rumiar lo leído, la paciencia nos haga alcanzar la luz del Espíritu Santo que nos permite escuchar a Jesús que nos hable ahí.