Febrero



21 de febrero

Fortaleza vs sentimentalismo

En el Antiguo Testamento se privilegiaba la fuerza física: Sansón venciendo a los filisteos, David venciendo a Goliat, los judíos derrotando a sus enemigos… en el Nuevo, se nos pide ante todo la fortaleza interior. Ejercitarnos en actos interiores de fortaleza, sobre todo cuando nos vengamos abajo por una corrección, una humillación, un resentimiento… de otro modo, bloquearíamos la acción del Santificador.