Asunción



Mirar al Cielo

Faltando muy pocos días para la Asunción de María, elevemos al Cielo nuestra mirada, porque de ahí somos. María fue llevada por la intensidad del Amor, y ese es el modo que debemos imitar. Contemplemos a Cristo desde el Corazón de María, y Ella nos llenará de la connaturalidad del amor.



15 de agosto

Asciendes por el Amor

Contemplamos el prodigio de un cuerpo humano en el Seno de la Trinidad. Nos revela nuestro destino. María es llevada al Cielo por la fuerza del Amor. Aprende a vivir amando, para que también tú, en cuerpo y alma, permanezcas eternamente en el seno de Dios.




Asunción: mirar la Estrella

En medio del tiempo ordinario, surge una brillante estrella: María es llevada en cuerpo y alma a los cielos. En medio de las ocupaciones terrenas, miramos al cielo, y entonces recordamos que es ahí donde estaremos para siempre. La Asunción de María no es un misterio que le afecta sólo a Ella, sino que nos incumbe personalmente.