Iglesia




La Iglesia es cada uno

Ante el inminente sínodo de obispos, nos sentimos urgidos a rezar por la Iglesia. Comprenderla no como mera institución, sino como arraigada en Cristo. Por eso, cada uno somos Iglesia, y nos duele su sufrimiento, y nos solidarizamos en el crecimiento en santidad.



Creo en la Iglesia

La Iglesia es un misterio que no alcanzaremos a comprender en esta vida. Es el misterio de la continuidad de Cristo en el mundo: sin Jesús, la Iglesia se desmoronaría en la nada. Cuando se observa la superficie de la luna, no se ven sino piedras, arena, polvo. No tiene luz de suyo. Igual la Iglesia: es lo que es porque brota del costado abierto del Señor.