Alma sacerdotal




Mujer: corazón sacerdotal

El sacerdocio común se vive en el corazón sacerdotal, y esto es algo para todos. ¿Cuáles son las cualidades del “sacerdocio del corazón”? El amor a la Eucaristía, el sentido de redención, el amor a las almas, el espíritu de reparación… en suma, identificarse con Cristo en la Cruz.



Sacerdocio con Cristo

San Josemaría, sacerdote santo, nos enseña a amar lo esencial del sacerdocio, que es el ofrecimiento del sacrificio de Cristo. Todos los fieles, en la Iglesia, deben procurar el alma sacerdotal: estar junto a la Cruz, como María, que ejercita su sacerdocio en unión con el sacerdocio de Cristo.



Ser cada uno Buen Pastor

La vida eterna es conocer a Jesucristo. Quiere Él ser entendido como el Pastor que conoce a sus ovejas y las lleva sobre sus hombros. Una manera de conocerlo es haciendo nuestros sus sentimientos, su alma sacerdotal que quiere el bien y la salvación de cada hombre. Tomar, como Cristo, las miserias ajenas sobre nuestros hombros.