Providencia divina




Dios te conduce

Dios lleva nuestra vida. Nos pide abandono, viendo también el modo como ha actuado en la historia del Opus Dei (14 de febrero de 1930 y de 1943).



Demonio en mí

Jesús tiene dominio también sobre los demonios, que siguen presentes y actuando. Desenmascarar su acción, siempre sigilosa y mentirosa, evitando consorcios con el mal.



Dios es el Arquitecto

No soy yo el proyectista de mi propio destino, sino la Mente divina y el Amor infinito. De otro modo, Dios estaría ausente de aquello en lo que existiera autonomía. Y solo Dios es Dios. Por mi parte, debo tan solo ser fiel a los planos realizados por ese Arquitecto, pues la construcción se refiere a la eternidad.