Rey



Salmo 2: Cristo vence

Dentro de la gran tradición oracional de la Iglesia, san Josemaría recomendaba orar con los salmos, y en particular el salmo 2, mesiánico por excelencia. Siempre actual la rebelión de las naciones contra el Señor y contra su Cristo; siempre actual el único remedio: la Redención obrada por Jesús.



Reinado pleno

Preparando la solemnidad de Cristo Rey, consideramos en qué consiste ese reinado. Jesús rechazó el reinado terreno, y la fe nos dice que su reinado es absoluto, pues todo fue creado por Él y para Él. Se posesiona de quienes se abren a ese reino, a tal punto que los transforma en Él mismo.



Salmo II: Jesucristo es nuestro Rey

Desde la ideología en la ONU hasta los grandes emporios de la comunicación o de las finanzas, los poderosos de la tierra se alían contra el Señor y contra su Cristo. En el salmo II volvemos a declarar nuestra pertenencia al único verdadero Rey, haciendo que en nuestra existencia la sujeción a su dominio sea total.