Cosas pequeñas



Amor en lo pequeño

Los detalles son manifestación de amor, tanto en el terreno humano como en el divino. Por eso, los detalles pequeños, hechos con amor, se van a la eternidad. Eso tan sólo advierten los ojos de Dios, y por tanto, lo pequeño es camino de santidad grande.



Amor en lo pequeño

Las dos moneditas que echó la viuda en el Templo siguen hoy dando que hablar. Porque reflejan el Corazón sensible de Jesús, que advierte lo mínimo. No le da igual si lo tratamos de un modo u otro: Él percibe el cariño.



Ama en lo pequeño

Jesús promete el Cielo al que sea fiel en lo pequeño. Pero la clave para que lo pequeño se meta en el Cielo es hacerlo por amor. Las cosas pequeñas por sí mismas pueden ser manía, perfeccionismo o señal de soberbia. El secreto para amar es personalizar: incluso en las actividades piadosas puede perderse el sentido del amor, y entonces no trascienden.