Bautismo




Revalorar nuestro Bautismo

Ser cristiano es ser de Cristo, pertenecerle. Esta maravillosa verdad arranca del propio Bautismo, pues con el carácter llevamos siempre impresos los rasgos del Señor. ¿Cómo acrecentarlos?




Bautismo de Cristo y nuestro

En el Bautismo recibimos la vida divina, que Cristo nos consiguió muriendo en la Cruz. Esa vida es lo más valioso que podemos tener: no perderla.