Quién es



2 de febrero

Presentación del Señor

Misterio entrañable integrado aún en el misterio de la Navidad, que conmemora el momento en que el Dios del Cielo, del modo más sencillo –en brazos de su Madre y con la compañía de su padre adoptivo José– otorga su pleno sentido al templo de Jerusalén. ¡Qué también lo haga en el templo vivo que es nuestra alma!



Lo humano de Jesús

En la solemnidad de la Encarnación meditamos el prodigio de un Dios que se hace hombre para que, a través de lo más cercano a nosotros –lo sensible- podamos acceder a la divinidad. Santa Teresa nos anima a entrar por la puerta de la Santísima Humanidad. Empleemos sin miedo la imaginación, vehículo que facilita el encuentro.



Dios es hombre, el hombre es Dios 

Nada hay más hermoso que encontrarse con el Evangelio, con Cristo. Con la Buena Nueva de un Dios que se hace hombre para elevar al hombre a las alturas mismas de Dios. No es que me comunique algo maravilloso, sino que se comunica Él mismo, haciendo que yo sea Él. Entonces descubro mi verdadera identidad, la de ser hijo de Dios.