Comunión de los santos



Comienza por ti

En las crisis de la Iglesia aparecen siempre dos posibilidades: o denunciar los males, buscando culpables, o asumir los males, mejorándonos en lo personal. Este es el camino de los santos, conscientes de los vasos comunicantes que proceden del Cuerpo Místico de Cristo, que es único.


>


Comunión de los santos: todo depende de la santidad

Nuestra unión no es extrínseca, sino en lo más hondo: en la realidad de Cristo. El bien o el mal que podamos hacer en el mundo es directamente proporcional a la santidad personal.



Dogma que integra

La comunión de los santos se ha creído y vivido serenamente a lo largo de toda la historia de la Iglesia Integra las principales verdades de fe: la vida en Cristo, la gracia capital presente en el Alma humana de Jesús, los sacramentos, la caridad, la intercesión de unos por otros, la escatología, etc. Dogma consolador, que nos hace sentirnos arropados por el Amor de Dios.