Contrición



Comienza por ti

Dios escucha el corazón contrito y humillado, y nada puede hacer con el que no reconoce su pecado. Comenzar por la limpieza de la propia alma, entonces se desplegará la misericordia de Dios en todos.



Santa María Magdalena: contrición

Celebramos hoy a una santa entrañable: en ella podemos vernos todos reflejados. Su título de santidad es “penitente”. Tenemos, como ella, que hacer penitencia, porque nuestra vida está ensombrecida por el pecado. También, como ella, podemos llegar a una gran cercanía a Jesús y María.




Contrición, Confesión

La parábola del fariseo y del publicano nos recuerda una verdad: somos pecadores, y reconocerlo nos sitúa en la verdad y en el camino de la gracia: ¡nos justifica! Reconocer nuestro pecado es liberador, descargándonos de pesos inútiles. Ejercitarnos a través de la confesión clara, contrita, concisa y completa.